¿QUIENES SOMOS?

Somos un equipo de personas que apadrinamos la filosofía de un ambiente inclusivo en todos los aspectos de la vida. Nos comprometemos a llevar la “comunicación inclusiva” allí donde la experiencia necesita de empatía y conexión.

Apasionados de la comunicación y conocedores del potencial humano nuestro reto es que se adapten los canales de la comunicación y el código para que todas las personas puedan decodificar el mensaje.

El factor humano es nuestro pilar para construir un mundo sin barreras. No podemos luchar contra el entorno muchas veces limitante. Pero sí podemos hacer que entre personas haya entendimiento y comprensión que facilite el entendimiento y por ende, el salvar barreras físicas o no.

Nos apasionan las relaciones sociales y situamos el factor humano como eje central de vida tomando como base el crecimiento personal y la comunicación. La experimentación es nuestro continuo aprendizaje y mejorar la vida de las personas que nos rodean, un reto constante. Compasión, empatía y escucha activa son sólo algunos de los valores que nos ocupan para lograrlo.

¿QUÉ PROBLEMA SOLUCIONAMOS?

Hoy en día se necesita saber hablar claro, pero hablar no es comunicar y la mayoría de los problemas personales y profesionales derivan de la falta de una correcta comunicación.

Las habilidades blandas son esenciales para la comunicación correcta y para el éxito personal y profesional de las personas. Los estudios más recientes demuestran que hay una falta de habilidades blandas entre los candidatos a ocupar un puesto de trabajo. Las habilidades blandas son intangibles pues se refieren a las cualidades personales y relacionales y por tanto no se pueden valorar.

Las soft skills más demandadas por las organizaciones y que suponen el éxito de los emprendedores en la actualidad son:

  • comunicación y habilidades interpersonales,
  • capacidad para acoger el cambio,
  • resolución de problemas,
  • flexibilidad y adaptabilidad,
  • habilidades de gestión de personas,
  • saber escuchar,
  • persuadir,
  • interactuar fructíferamente,
  • negociar,
  • hablar en público,
  • interpretar el lenguaje no verbal,
  • escribir bien o hacer un storytelling,

La comunicación entre personas se realiza a través de los sentidos y un amplio grupo de la población mundial (concretamente el 15%) tiene algún tipo de discapacidad que afecta a la comunicación. Las personas con discapacidad encuentran obstáculos que dificultan sus quehaceres diarios y hay quienes además, encuentran el obstáculo  o la barrera añadida de la comunicación. Asistir a charlas, a un congreso, presentaciones, visitar un museo, el centro de salud  o,  hacer la compra en el supermercado, puede ser muy complicado sin una comunicación adecuada al entendimiento. Esta barrera de la comunicación  se debe en gran medida a la falta de conocimiento y empatía de quién emite o recibe el mensaje. Cuando el emisor o receptor tiene mermadas sus habilidades comunicativas, ya sean físicas, sensoriales  o intelectuales, el mensaje no llega, el mensaje no se puede decodificar, y por tanto, la información que se quiere transmitir llega tergiversada o simplemente no alcanza su objetivo. El código de la comunicación se ve alterado y con interferencias debido a una falta de conocimiento en muchos casos.

De pequeños, en la escuela nos enseñan a leer y a escribir como canales principales de comunicación (código hablado y escrito). No nos enseñan a potenciar las habilidades necesarias para la comunicación oral. Hoy en día hay canales y códigos diferentes de comunicación de los  que ni  nos hablan y es posible que alguno de nosotros los necesitemos en un futuro próximo, por la propia condición humana y el envejecimiento.

Actualmente las personas que asesoran en habilidades de la comunicación desde escuelas, consultorías o asesorías, con el título de mentores, o coaches, carecen de los conocimientos necesarios sobre la comunicación inclusiva. Entendiendo la comunicación inclusiva como la habilidad para compartir mensajes de forma oral, escrita, paraverbal y no verbal, donde es imprescindible el dominio de la lengua materna, en un contexto de relación con todas las personas. La comunicación inclusiva implica expresar ideas y sentimientos correctamente. Implica la comprensión de los mensajes y emociones de los demás en diferentes contextos culturales e independientemente de se tenga una discapacidad. 

Las personas, todas, pueden necesitar canales de comunicación alternativos y diferentes a los que habitualmente estamos acostumbrados, así como un código diferente para la comprensión y comunicación. Lengua de signos, pictogramas o braille, texto alternativo, audios, bucle de inducción magnética, por nombrar algunos de ellos.

ESCALA MAVI

No todas las personas nos comunicamos de la misma manera. Existen alternativas a los canales de comunicación tradicionales. Existen otras formas de hacer una lectura e interpretación del mensaje que complementan a la comunicación habitual y que puede ser necesaria  para que todas las personas puedan decodificar y comprender el mensaje.

Partes de la comunicación:

  • Emisor: quien emite el mensaje.
  • Receptor: quien recibe el mensaje.
  • Código: conjunto de señales o signos que forman el mensaje.
  • Mensaje: la información a transmitir.
  • Canal de comunicación: el medio por el cual se transfiere el mensaje (telf, carta, whatsupp, intérprete en lengua de signos, un libro de lectura fácil, etc).

La comunicación inclusiva trata de conseguir una comunicación efectiva entre emisor y receptor que  no genere interferencias más allá de las propias de las comunicación.  Donde emisor y receptor estén lo más próximo a la comunicación inclusiva. Emisor y receptor deciden el canal de la comunicación y el código más óptimo para ellos.

Ofrecemos un sistema de valoración de las habilidades de la comunicación entre emisor y receptor mediante una escala, la la ESCALA MAVI. Esta escala es un sistema que cuenta con los criterios de una comunicación inclusiva. Estos criterios han de ser conocidos para que el código del mensaje, que viaja por el canal más adecuado,  pueda ser decodificado por parte del receptor y por tanto haya una correcta comunicación entre receptor y emisor.

Las letras de la escala MAVI significan:

  • M- Personas con movilidad reducida;
  • A-  Personas con dificultad  auditiva;
  • V-  Personas con dificultad visual;
  • I-   Personas con alguna dificultad intelectual;

La escala MAVI no aplica sólo en personas con discapacidad, sino a todas las personas. Una persona  que no mira a los ojos del receptor, ya presenta una dificultad visual. Una persona que no mueve las manos, no gesticula, se puede asemejar a una persona tetrapléjica que tiene dificultad para mover las manos.

ESCALA MAVI EN DETALLE

ASESORÍA EN COMUNICACIÓN INCLUSIVA

En todo el proceso estratégico incorporamos la comunicación inclusiva. Lo hacemos desde:

  1. Escuela de formación en comunicación inclusiva.
  2. Mentor training de comunicación y liderazgo.
  3. Análisis de discursos.
  4. Conferencias de concienciación sobre la importancia de la comunicación inclusiva.

Escuela de formación en comunicación inclusiva. La formación en comunicación  inclusiva incluye diseñar mensajes que atraviesen cualquier barrera de comunicación. Desde la creación, planificación, estructura y diseño. Si eres organizador de eventos, congresos, jornadas, charlas o cualquier tipo de eventos, te ayudamos a darle un giro a tu evento para hacerlo más inclusivo.

  • Análisis y evaluación de  los canales de comunicación del receptor y emisor. Escala MAVI.
  • Codificar el mensaje con un lenguaje de comunicación inclusiva, definiendo los canales y códigos de la comunicación más exitosos para que pueda decodificarse el mensaje.
  • Consideración de la inteligencia cultural de la comunicación.

Mentor training de comunicación y liderazgo. Asesoramiento  personalizado en comunicación  interpersonal e intrapersonal en el que te ayudamos a crear tu propio viaje de desarrollo personal y laboral. No seguimos ningún método «exitoso».  El Mentor training adapta cada entrenamiento a cada persona o equipo. El ÉXITO del método lo crea el momento y lo crean las personas. Un método que es diseñado a medida con la intención de  ayudarte a desarrollar las competencias que necesitas para comunicar y liderar.

  • Identificamos, analizamos y diagnosticamos las barreras de la comunicación personal para crear un programa a medida para ti o para el equipo de trabajo.
  • Se marcan los objetivos personales y se fomentan los recursos internos necesarios para desarrollar las habilidades de la comunicación.
  • Te ayudamos a preparar un pitch frente a un público objetivo, presentaciones, oralidad, ventas y negociación o tu propio storytelling.
  • Mejoramos en las habilidades de la comunicación como la escucha activa, la asertividad o la flexibilidad entre otras.

El trabajo a realizar por parte del equipo (mentor training + mentorizado/s) tomará forma de  taller,  curso on line/ presencial o conferencia.

Análisis de discursos. Si tu próxima cita es dar una charla o un discurso frente a una audiencia y no sabes cómo hacerlo, te ayudamos. ¿tienes definida la idea central de tu mensaje?, ¿sabes como estructurarla?,¿necesitas diseñar un power point?, ¿tienes muletillas?, ¿haces un buen uso del espacio?, ¿cómo te presentas a tu audiencia?, ¿hay coherencia en lo que dices?, ¿eres consciente del poder del lenguaje no verbal?, ¿tienes en cuenta el tiempo del que dispones?, ¿ensayas?…

Potenciar las habilidades que ya posees te ayudará a presentar las ideas con claridad, seguridad y confianza.   Analizaremos juntos los aspectos de tu comunicado, discurso, intervención o  presentación para ver cuáles son tus puntos potenciales y de mejora.

Conferencias. Montserrat Chinchilla Ceo de Disavis te impulsa  al cambio a través de  conferencias motivadoras y una experiencia personal de superación. Hace ver la importancia de la comunicación inclusiva con unas dinámicas y el receptor será consciente de la importancia de la comunicación inclusiva.

¿COMO LO HACEMOS?

Tres sencillos pasos permiten  alcanzar una comunicación más inclusiva:

  1. Valorar la escala MAVI del receptor y/o emisor. Evaluar cómo comunica el emisor del mensaje, (un ponente,  un presentador, el moderador de una mesa de debate,  el entrevistador o un speaker). Y, evaluar cómo recibe el mensaje el receptor (la audiencia, los entrevistados, el público). En ambos casos se hace un análisis de  la escala MAVI doble, desde el punto de vista del receptor, quien recibe el mensaje, lo decodifica e interpreta y desde el punto de vista del emisor (quien envía el mensaje).
  2. Engranar las dos escalas MAVI (emisor y receptor) para que el mensaje pueda decodificarse. Se analizan y se buscan los canales o códigos alternativos a la comunicación.
  3. Planificar la estrategia de la comunicación inclusiva.  Con la finalidad de que el receptor sea capaz de entender la idea, los sentimientos y significado oculto  del mensaje se planifica la estrategia adecuada de la comunicación inclusiva. Ante cualquier acción comunicativa hay que entender que las personas somos seres emocionales.

Tenemos que ser conscientes de que las propias opiniones, prejuicios, ideas y creencias de cada uno, determinan que podamos entender bien un mensaje o que varíe la interpretación que hace cada uno. La planificación de la estrategia en comunicación inclusiva considera todas estas partes.

  • Asesoramos sobre cómo implementar posibles mejoras en el canal de la comunicación.
  • Asesoramos sobre cómo implementar un código alternativo a la comunicación tradicional.
  • Elaboramos  un informe completo de los canales y códigos de la comunicación  indicando los criterios.
  • Elaboramos un plan de acción inclusivo adaptado a tus necesidades.
  • Definimos las metas en función del emisor y receptor.
  • Aplicamos técnicas, dinámicas y simulaciones para enfrentarte al miedo escénico.

¿A QUIÉN BENEFICIA?

  • Personas (con o sin discapacidad) que necesitan mejorar en las habilidades de la comunicación.
  • Personas que desean conocer la manera de comunicarse con ellas mismas para darse cuenta de su potencial y utilizarlo para su propio crecimiento personal y laboral.
  • Personas que quieren impulsar sus carreras profesionales pero tienen dificultad para transmitir sus ideas al público.
  • Equipos de trabajo que necesitan hacer una red de conexiones laborales y personales desde la empatía y asertividad.
  • Nómadas que trabajan desde cualquier parte del mundo y que necesitan presentar sus proyectos, sus presentaciones o su propio elevator pitch.
  • Autónomos que quieren vender sus productos o servicios de una manera original y diferente.
  • Personas que quieran trabajar el autoliderazgo.
  • Empresas que tienen personal laboral con discapacidad y necesitan adaptar sus puestos de trabajo.
  • Empresas que quieran tener un equipo integrado y con objetivos claros.
  • Directivos que necesitan mejorar el liderazgo.
  • Presentadores o conferenciantes.
  • Comercial de ventas.